Fuente: EFE
06/07/2018

Cleveland (EE.UU.), 6 jun (EFE).- El base estrella de los Warriors de Golden State, Stephen Curry, no vivió su mejor noche encestadora en el Tercer Partido de las Finales de la NBA, que su equipo ganó a domicilio por 102-110 ante los Cavaliers de Cleveland, pero reiteró que no cambiará nada de lo que hizo, a pesar de fallar.

"Todo lo que hice en el campo es lo que normalmente aportó al equipo como es la energía, el manejo del balón y el aprovechar los tiros que los compañeros me dejan", explicó Curry, que acabó el partido con apenas 11 puntos después de haber anotado 3 de 16 tiros de campo, incluidos 1 de 10 triples. "No puedo explicar las estadísticas".

Pero Curry dijo que siempre se sintió bien en el campo, al margen de la poca puntería que tuvo a la hora de tirar a canasta.

"No pudo pensar en hacer algo diferente en el cuarto partido porque hizo lo que en el segundo partido cuando anoté nueve triples --nueva marca en la historia de las Finales de la NBA--, por lo tanto se trata de pequeños ajustes, eso es todo", analizó Curry. "Al final lo que importa no son mis fallos con los triples sino el triunfo".

Curry destacó que el equipo todos jugaron un gran partido como grupo, pero que el alero Kevin Durant estuvo brillante y decisivo con sus canastas.

"Se mostró imparable y en todo momento encontró la mejor posición y momento para anotar", valoró Curry. "Sólo hay que ver las estadísticas del partido para darte cuenta que hizo una labor excepcional, con una gran confianza en cada momento decisivo que el equipo necesitó de los puntos".

Al igual que el resto de los compañeros, Curry dijo que ahora nadie pensaba en la barrida, sino en aprovechar al máximo el descanso para recuperar fuerzas de cara al Cuarto Partido que van a disputar el viernes.

"Sabemos, como es lógico que es nuestra primera oportunidad de conseguir la victoria que nos permitiría revalidar el título y de ahí la importancia del mismo, sin que a la vez pueda ser una barrida, algo que quedaría en un segundo plano", agregó Curry.

Por su parte, el ala-pívot Draymond Green, dijo que la lucha de equipo había sido clave en la victoria, pero que al final lo que hizo la diferencia fueron las canastas decisivas de Durant.

"Su triple del 100-106 fue simplemente monumental, de descubrirse ante tanta perfección, eficacia y confianza", subrayó Green. "El mismo nos aseguró el triunfo y hundió a los Cavaliers al ver que ya no tenían opción de la remontada".

Green reiteró que su juego en el campo es de "intensidad" sin importar el rival por lo que el nuevo enfrentamiento dialéctico con el pívot Tristan Thompson, de los Cavaliers, no pasó de ser más que los efectos que deja el luchar ambos por ayudar al máximo a sus respectivos equipos.

"Esa y no otra, será la filosofía con la que saldremos al campo en el cuarto partido en busca de la victoria que nos permitiría revalidar el título de campeones".


13 Me alegra 13 Me gusta 14 Me enoja 13 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión