Fuente: EFE
02/21/2020

Toronto (Canadá), 21 feb (EFE).- El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, demandó este viernes el fin de las protestas indígenas que bloquean desde hace dos semanas el tráfico ferroviario en el país, pero su petición fue rechazada de forma casi inmediata por líderes indígenas.

Trudeau compareció en Ottawa ante los medios de comunicación acompañado por algunos de sus principales ministros y demandó a los líderes indígenas que terminen los bloqueos que se multiplican en todo Canadá, en solidaridad con los aborígenes wet"suwet"en, que se oponen a la construcción de un gasoducto en su territorio.

"Los canadienses han sido pacientes, nuestro Gobierno ha sido paciente. Pero ya han pasado dos semanas y las barricadas tienen que ser eliminadas", afirmó con rostro serio el primer ministro canadiense.

Al mismo tiempo, Trudeau se negó a señalar de forma explícita si estaba solicitando a las fuerzas de seguridad que intervengan y fuercen la retirada de los bloqueos, que han impedido el tráfico de mercancías y pasajeros desde hace ya dos semanas.

"Las órdenes judiciales tienen que ser obedecidas y la ley tiene que se respetada. Los canadienses que están sintiendo el impacto de estos bloqueos están perdiendo la paciencia", declaró Trudeau.

Poco después, el jefe Woos, uno de los dirigentes hereditarios de los wet"suwet"en, contestó al primer ministro que los bloqueos continuarán mientras la Policía Montada canadiense permanezca en su territorio y la construcción del gasoducto siga en marcha.

Woos se reunió este viernes con los indígenas mohawk de Tyendinaga, que desde hace dos semanas bloquean el principal corredor ferroviario de Canadá, lo que ha provocado la suspensión del servicio ferroviario en la mitad oriental del país.

Los mohawk también respondieron a las palabras de Trudeau y dijeron que continuarán bloqueando las vías férreas que pasan por su territorio mientras la Policía Montada esté en zona de los wet"suwet"en.

Los jefes hereditarios de los wet"suwet"en se oponen a la construcción a través de su territorio, en la provincia de Columbia Británica, del gasoducto Coastal GasLink, un proyecto de 670 kilómetros de longitud con una inversión de 6.000 millones de dólares canadienses (4.500 millones de dólares estadounidenses).

Desde hace semanas, los wet"suwet"en y sus partidarios han impedido la entrada en su territorio de trabajadores que tienen que construir el gasoducto. El bloqueo de los wet"suwet"en provocó la intervención de la Policía Montada, que arrestó a varios de los manifestantes.

Los arrestos generaron una oleada de solidaridad en todo el país por parte de otros grupos indígenas que empezaron a bloquear carreteras y vías férreas en apoyo de los wet"suwet"en.


4 Me alegra 4 Me gusta 5 Me enoja 4 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión