Fuente: Carlos Iván Suárez
08/12/2020

Raleigh, N.C., 9 de agosto de 2020- Entre 10 a 15 segundos duró el temblor que sacudió a Carolina del Norte, en la madrugada del domingo, uno de los más fuertes de la historia. Desde 1916 no se sentía uno de tal intensidad. Es decir, fue el más fuerte registrado en el estado desde hace 100 años. 

Meció viviendas y negocios, de acuerdo a testimonios de residentes.

"Las casas se sacudieron durante cuatro o cinco segundos", dijeron.

El Servicio Nacional de Meteorología en Greenville reportó que el sismo tuvo una intensidad de 5,1 en la escala de Richter y que ocurrió a las 8:07 a.m., poco después de un movimiento mucho más leve.

Se registró a una milla al sur-sureste de Sparta, en la frontera entre Carolina del Norte y Virginia, a unas 90 millas al norte de Charlotte

Los usuarios de Twitter de Carolina del Norte y del Sur, Virginia y Tennessee informaron haber sentido el temblor.

Diana Aristimuño, una mexicana residenciada en Raleigh desde hace más de 10 años contó a La Conexión cómo vivió el temblor que estremeció a los habitantes de Carolina del Norte. 

"Estaba dormida y me desperté  porque  sentí  que la cama se movía. Se me hizo raro pero pensé que era mi hijo porque su cuarto está en el segundo piso y a veces anda brincando o también pensé que sería algún camión grande que estaría pasando cerca de mi casa". 

Dijo que al ver el teléfono se enteró de lo ocurrido y se sorprendió porque nunca antes había tenido este tipo de experiencia. 

"Mis hijos sintieron que sus camas se movían".

Macarena González, vive con sus hijas, una de ella de 20 años de edad  "y estaba media dormida cuando empezó a sentir que se movía la cama, pensó que se había mareado, pero luego sus amigas le comentaron por texto que había sido un temblor". Explicó que "nadie salió a la calle porque no son comunes los temblores aquí y la gente ni siquiera sabe qué hacer", a diferencia de su México natal, donde es más "normal" que este tipo de situaciones se vivan. 

La venezolana María Gabriela Rosales, quien tiene casi tres años en el estado, explicó que desde que llegó a Carolina del Norte no había tenido este tipo de experiencia pero en su país natal sí, "igual no lo sentí. Estaba plácidamente dormida. Cuando logré despertar y abrí el Instagram me enteré porque vi lo que publicaron en @laconexionusa". 

Como es costumbre, este tipo de fenómenos naturales no son predecibles y toman de sorpresa a todos. 


25 Me alegra 25 Me gusta 23 Me enoja 24 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión