" /> Cuba destaca su "masiva" participación electoral pese a una caída de 8 puntos

Fuente: EFE
03/12/2018

La Habana, 12 mar (EFE).- La participación en las elecciones parlamentarias celebradas el domingo en Cuba como paso previo al relevo presidencial fue del 82,9 % según los resultados preliminares, un porcentaje que las autoridades electorales consideraron "masivo" pese a ser 8 puntos menor que en las de 2013.

En los comicios celebrados ayer votaron casi 7,4 millones de cubanos de un censo de 8,5 millones de electores, explicó hoy en rueda de prensa la presidenta de la Comisión Electoral Nacional (CEN), Alina Balseiro, quien recalcó que los datos preliminares "siempre son más bajos" porque aún no están figuran las inclusiones de votantes durante la misma jornada electoral.

Con esas inclusiones del domingo, el censo se eleva hasta los 8,9 millones de electores.

Estas elecciones, en las que se eligió a los 605 diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento unicameral) suponen el paso previo al histórico relevo de poder que se producirá en abril, cuando Raúl Castro deje la presidencia, que previsiblemente recaerá en el actual vicepresidente primero, Miguel Díaz-Canel, de línea continuista.

El Gobierno cubano defiende su sistema electoral como uno de los más democráticos del mundo, mientras que sus detractores califican el proceso como una farsa que pretende legitimar la existencia de un único partido legal, el Partido Comunista Cubano (PCC), ya que ninguna otra formación puede presentarse a los comicios.

Las elecciones cubanas no cuentan con observadores internacionales ni campañas políticas y, en la práctica, lo que hacen los votantes es ratificar a los diputados, ya que el número de candidatos y el número de escaños son el mismo, 605 en este caso.

Las candidaturas las elabora una Comisión de Candidaturas a partir de propuestas de las organizaciones sociales, todas oficialistas, y de las Asambleas Provinciales del Poder Popular, que proponen a algunos de sus miembros (a su vez elegidos previamente en los comicios municipales unos meses antes de los generales).

Para la presidenta de la máxima autoridad electoral, la jornada de ayer fue "un triunfo y una reafirmación del sistema electoral cubano" con una "participación masiva".

Sin embargo, la cifra preliminar cayó seis puntos respecto a las elecciones parlamentarias del 2013, cuando se situó en el 90,8 %, porcentaje a su vez seis puntos más bajo que el registrado en 2008, lo que denotaría un creciente desinterés de la población en este particular proceso.

Las boletas válidas fueron el 94,4 %, las anuladas representaron el 1,2 % y el 4,3 % de los cubanos que votaron lo hicieron en blanco, detalló la funcionaria.

"No consideramos que ellos representen a ninguna sociedad, ningún electorado, ninguna parte del pueblo cubano que se oponga a ninguna situación, nosotros vamos más allá de cualquier interpretación de ese tipo", dijo Balseiro al ser preguntada sobre si esos votos nulos o en blanco se pueden ser una forma de expresión de descontento del electorado con el sistema.

Algunas organizaciones opositoras habían solicitado anular el voto, con mensajes pidiendo elecciones libres o un plebiscito, para expresar disconformidad con el sistema cubano.

En la anterior fase de las elecciones, los comicios municipales celebrados en noviembre, la participación según los datos preliminares fue del 85,4 %, también 2,4 puntos más baja que en las del 2012, aunque posteriormente las cifras definitivas la elevaron al 89 %.

El próximo 19 de abril, una comisión compuesta por diputados electos en estos comicios elaborará y someterá a la votación de la recién renovada Asamblea una propuesta que incluye al presidente, primer vicepresidente y los restantes miembros del Consejo de Estado, el máximo órgano dirigente de la isla.

Esa fecha marcará el final de casi seis décadas de castrismo, aunque Raúl Castro permanecerá al frente del PCC hasta el 2021, cuando debe celebrarse el VIII congreso de la formación.

La retirada del menor de los Castro, de 86 años, será un paso clave en el inevitable relevo generacional de la cúpula cubana, y se especula con que otros históricos de la Revolución como el segundo secretario del PCC, José Ramón Machado Ventura (86) o el comandante y vicepresidente Ramiro Valdés (85), también puedan dejar la primera línea política.

Todos ellos han sido elegidos diputados a la Asamblea en las elecciones del domingo, aunque la incógnita es si formarán parte del nuevo Consejo de Estado o la llegada del futurible próximo presidente de Cuba, que tiene 57 años, también traerá consigo un rejuvenecimiento del órgano político más importante de la isla.


12 Me alegra 13 Me gusta 12 Me enoja 12 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión