Fuente: Fuente: Centro de Justicia de Carolina del Norte
11/21/2018

Raleigh. N.C., a 20 de noviembre del 2018- El Día de Acción de Gracias casi ha llegado, un feriado profundamente enredado entre comida y consumismo. Sin embargo, para casi 590,000 hogares en Carolina del Norte la inseguridad alimentaria persiste porque no tienen suficiente para comer cada día, según un nuevo informe del Centro de Presupuestos e Impuestos, un proyecto del Centro de Justicia de Carolina del Norte. El estado tiene la décima tasa más alta de seguridad alimentaria en los EE. UU.

"Cuando las familias experimentan inseguridad alimentaria, cuando no todos los miembros de la familia tienen acceso a opciones de alimentos nutritivos que apoyan estilos de vida saludables, a menudo tienen que tomar decisiones difíciles sobre la calidad y la cantidad de alimentos que pueden proporcionar", dijo Brian Kennedy II, analista de políticas publicas con el Centro de Presupuesto e Impuestos y autor del informe. "Las familias con una inseguridad alimentaria muy baja pueden verse obligadas a dejar de comer".

La seguridad alimentaria difiere enormemente de un hogar a otro, según el informe. Los hogares con niños o aquellos que están encabezados por mujeres solteras tienen más probabilidades de tener dificultades para poner alimentos saludables en la mesa. Cuando una familia está encabezada por una persona blanca, se enfrentan a la inseguridad alimentaria a una tasa del 8,8 por ciento en comparación con el 21,8 y el 18 por ciento de las familias negras y latinex, respectivamente, lo que apunta a problemas sistémicos como la brecha salarial racial y de género como así como los costos extremadamente altos de cuidado de niños.

Según el informe, debido a las altas tasas de familias e individuos que padecen hambre, el Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP) ha servido como una herramienta fundamental para ayudar a los habitantes de Carolina del Norte a acceder a alimentos nutritivos. 

SNAP, el programa contra el hambre más grande de la nación, desempeña un papel importante en la reducción de la pobreza, mejora los resultados de salud de los niños y asegura que las familias no tengan que tomar decisiones difíciles entre pagar el alquiler o colocar alimentos en la mesa. SNAP también es responsable de estimular las economías locales como una de las asociaciones público-privadas más efectivas de la nación. El año pasado, aproximadamente 9,700 empresas en todo el estado participaron en el programa SNAP, lo que generó más de $ 2.14 mil millones en beneficios.

"El efecto de lucha contra la pobreza de SNAP, junto con su capacidad para ayudar a las familias en momentos críticos de necesidad e impulsar las economías locales, es lo que hace que este programa tenga un efecto tan importante y sea una herramienta exitosa para combatir el hambre", dijo Kennedy. "Sin embargo, en los últimos años, los legisladores estatales y federales han considerado, y en algunos casos han aprobado, medidas dañinas que han afectado negativamente a SNAP y, a su vez, han aumentado el hambre en nuestro estado".

El Centro de Justicia de Carolina del Norte es una organización no partidista que trabaja para eliminar la pobreza en Carolina del Norte al garantizar que cada hogar en el estado tenga acceso a los recursos, servicios y el tratamiento justo que necesita para lograr la seguridad económica.


30 Me alegra 30 Me gusta 29 Me enoja 29 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión