Fuente: Coreen Villalobos Mundo
12/05/2019

Durham, N.C., 3 de diciembre de 2019- Solo restan once meses para el evento electoral a través del cual las personas elegibles para votar en Estados Unidos le conferirán o negarán al presidente Trump una nueva oportunidad para ocupar la silla presidencial.

De cara a este proceso, calificado como trascendental por distintas organizaciones comunitarias, debido a la dura política antiinmigrante aplicada por esta administración, ha comenzado una incesante movilización social en Durham, de la mano de grupos que se han tomado en serio el empoderamiento de familias latinas en torno a la necesidad de participar en la movilización del voto, sean elegibles sus miembros para votar o no.
"Los hispanos marcaremos la diferencia si los padres de los jóvenes incentivan a sus hijos a registrarse, si las madres salen a la calle a hablar sobre la importancia del voto y si todos, juntos, comprendemos la importancia de nuestra voz, a través de una boleta o a través de lo que se hace antes de que cada boleta sea depositada en las urnas electorales".

Esta es la opinión de Alexandra Valladares, dedicada a defender los derechos de las comunidades latinas en Durham durante mucho tiempo, y quien ve, con suma satisfacción, cómo los votos latinos se han incrementado en el estado.

"El voto latino en las próximas elecciones es importante porque debemos librar muchas luchas importantes para nuestra comunidad. No debemos privarnos el derecho de participar porque ya lo tenemos, vivimos en este país, aportamos y ya influimos en las decisiones que se toman en este país", dijo.

Segura de que se está aumentando la sensibilización social latina en torno a la participación en los procesos electorales locales, estatales y federales, Valladares afirmó "todos debemos activar todos los mecanismos posibles para participar. Si no puedes ejercer el voto, puedes participar en la organización de espacios tendientes a crear cambios en nuestra sociedad. El compromiso de todos con nosotros mismos deben ser amplificar nuestras voces y ningún esfuerzo es innecesario".

Su experiencia como defensora de los derechos de inmigrantes le permite reconocer que las personas que no pueden votar depositan en lo que sí pueden la responsabilidad cambiar sus condiciones de vida y sus futuros.

Muestra una plena confianza en lo que el poder social es capaz de hacer y no deja de insistir en que el empoderamiento, unido a la acción, es lo que hará aún más grandes a las comunidades latinas en Durham. Carolina del Norte y Estados Unidos.

"Si somos una fuerza económica, portadora de un gran poder de compras y aportes, qué podría ser mejor que también participemos con nuestra voz y voto en las decisiones gubernamentales?. El que pueda votar, que vote; y el que no sea elegible para votar, que se una a todos los movimientos creados para incentivar el voto y generar conquistas", exclamó.

De acuerdo a lo relatado por Alexandra Valladares, en Durham el movimiento pro-voto latino se está robusteciendo.

"Muchos negocios hispanos están abriendo las puertas a organizaciones que hacen registro de votantes. Nuestros esfuerzos están arrojando frutos. Ahora, nuestras comunidades están al tanto de todos los procesos electorales y se está compartiendo la información, mucho más que antes", describió emocionada.

Sin embargo, dice que aún queda mucho trabajo por hacer y que nadie puede bajar la guardia.

"Tenemos que hacer que todos los elegibles para votar, lo hagan y que más gente se involucre en todos los procesos".

Para ella resulta imprescindible recordar que "en nuestros países no pudimos efectuar cambios y ver que aquí nos podemos organizar en los vecindarios para hacerlos más seguros, abogar por nuestros estatus migratorios, nos tiene que incentivar a seguir luchando, porque las victorias que hemos tenido han sido el resultado de mucho esfuerzo, determinación y persistencia de nuestros padres y de nosotros como padres".

Con gran humildad, aclaró que los logros sociales alcanzados en Durham no han sido motorizados por ella.

Se autoreconoce como un engranaje más de un gran motor movido por los sueños de grandeza... por los deseos de superación de un gran equipo que tiene una meta en común: lograr el mejoramiento de las condiciones de vida de las comunidades latinas.

Votar es un privilegio
"Mi voto no solamente es por mí, sino por las que no pueden votar. No se puede menospreciar ese privilegio. No se puede obviar esta realidad social", dijo.
No escatimó palabras para recordar la difícil situación que enfrentan las personas afectadas directamente por las políticas antiinmigrantes implementadas por la actual administración.
"Nosotros tenemos que fomentar el liderazgo de cada individuo. Hay mamás no pueden votar, pero sí pueden hablar con los directivos de la escuela de sus hijos, participar en las reuniones locales y opinar acerca de los candidatos. De esa manera, también contribuyen a mejorar las condiciones de vida de muchos. A esto me refiero... a no detener la lucha social y la participación".
Consideró conveniente enfatizar que las comunidades hispanas no son invisibles. Y justamente porque existen, laten, trabajan aportan, pagan impuestos y generan empleo, es que deben entender el valor de su participación activa en los procesos electorales.
Las palabras de Valladares tienen la fuerza de un propulsor de energía. Son alentadoras, motivadoras.


26 Me alegra 20 Me gusta 22 Me enoja 20 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión