Fuente: Coreen Villalobos Mundo
08/12/2020

Un grupo de guatemaltecos radicados en Carolina del Norte han hecho gala de su espíritu solidario al crear un movimiento comunitario destinado a ayudar a familias de escasos recursos y que viven en zonas rurales de ese país a sobrellevar la crisis generada por el COVID-19.

Esta unión de esfuerzos ha sido bautizada bajo el nombre "Guatemala Unida", la cual se consolidó poco después del inicio de la pandemia.

Gerardo Villalobos es uno de los líderes comunitarios de Carolina del Norte que ha promovido esta loable labor social que ya ha beneficiado a 1,000 familias de aldeas rurales de la Ciudad Capital de Guatemala, Antigua Guatemala, Jutiapa y Peten.

Él ha logrado sumar esfuerzos para concretar esta iniciativa que ha contado con el apoyo de autoridades consulares de Guatemala en el estado y de la Cámara de Comercio Hispana de Carolina del Norte, en la persona del Suling Walker, quien también es oriunda de ese país.

Es así como el director de Guatemala Unida, con orgullo y deseos de seguir trabajando en función de hacerles más llevadera esta crisis a más familias, relató a La Conexión detalles acerca de las donaciones y los acuerdos operativos para hacerlas realidad.

"A partir de que comenzó la pandemia, hubo mucha necesidad en las aldeas de Guatemala donde el gobierno no llegaba con apoyo económico o comida. Nos reunimos varios: los dos cónsules de Guatemala acá, Suling Walker, presidenta de la Cámara de Comercio y nosotros", dijo antes de precisar que les han hecho llegar a familias vulnerables bolsas de comida y artículos de higiene personal.

Los insumos recolectados aquí, por altruistas de Carolina del Norte, fueron empaquetados para garantizar que cada grupo familiar beneficiado tenga arroz, pasta, frijoles, azúcar, café, harina de maíz, jabón de cuerpo, jabón de ropa, pasta de dientes y al menos 3 mascarillas, entre otros productos.

"El costo por bolsa oscila entre $20 y $25. Hicimos la última entrega el domingo 2 de agosto", indicó Villalobos, quien respondió a las interrogantes de La Conexión acerca del por qué la pobreza en las zonas asistidas ha alcanzado niveles lamentables durante la pandemia.

"Estos pueblos viven de la venta de artesanía y productos agrícolas, como maíz y frijol. Debido al COVID-19, el gobierno ordenó el cierre de las fronteras entre los departamentos o estados. En consecuencia, los trabajadores de estas áreas, eminentemente turísticas y agrícolas, de un día para otro no pudieron sembrar más por falta de insumos y porque las cosechas no podrían ser vendidas. Los artesanos perdieron sus clientes y la posibilidad de distribuir sus creaciones. No tienen nada que vender ni a quién vender. La pobreza llegó a estas aldeas y nosotros no podíamos quedarnos de brazos cruzados", explicó.

Villalobos agregó, con pesadumbre, que para sobrevivir estos guatemaltecos están haciendo trueque de lo que tienen.

El acto solidario de Guatemala Unida es más que necesario y oportuno.

La vicecónsul de Guatemala en Raleigh, Cristina España, aplaudió la iniciativa a través de sus redes sociales y la presidenta de la Cámara 

Hispana de Comercio Suling Walker ha extendido completamente sus brazos para ayudar a más familias en el futuro.

Ante este logro que se va perfeccionando operativamente, Gerardo Villalobos se siente orgulloso y más comprometido.

El dueño del restaurante de El Chapín, ubicado en Carolina del Norte, Ronny Ordóñez, movilizó un equipo de voluntarios que ayudan a preparar las bolsas en la zona y hacer la distribución. "Contamos con alrededor de 10 voluntarios en cada ciudad. Hemos realizado 3 jornadas de distribución en Jutiapa, 2 en la ciudad capital, 2 en Antigua Guatemala y 4 en Peten", indicó Villalobos antes de insistir en que "me llena de satisfacción saber que, independiente cual sea la situación política del país, muchos somos capaces de meternos la mano en la bolsa para ayudar a alguien que no tiene la misma fortuna y oportunidades que nosotros".

Gerardo Villalobos agradece el apoyo de personas claves en Guatemala y Carolina del Norte: Naldo Galvez, ccordinador de Peten; Lilia Concha, coordinadora de NC Durham y Raleigh; y Christofer Obando, coordinador de Guatemala capital y social media.

Asimismo, invitó a los chapines a sumarse a esta iniciativa.

"Se necesitan muchos voluntarios para hacer eso. Si regalamos un poco de nuestro tiempo y algunas cosas materiales a nuestras comunidades, cambiaremos muchas vidas".

Estas donaciones marcaron el inicio de muchísimas actividades más en beneficio de más familias de escasos recursos de las aldeas rurales de Guatemala.

"Suling Walker y Guatemala Unida queremos hacer semilleros de líderes comunitarios en estas zonas, mostrándoles a los niños que sí existen más oportunidades y que pueden soñar en grande porque sí pueden alcanzar cambiar sus vidas", puntualizó finalmente.


19 Me alegra 19 Me gusta 19 Me enoja 19 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión