Fuente: Coreen Villalobos Mundo
11/17/2020

Clayton, N.C., 16 de noviembre de 2020- "Yo sé que mi muchacho me escucha y nos siente. Cuando sus hijos y yo lo abrazamos, él llora. Cuando su padre le habla, él mueve la cabeza. Yo le ruego a Dios todos los días que me conceda el milagro de ver a Braulio de pie".

Estas son las palabras entrecortadas por lágrimas contenidas que emite Judith Soto González, la madre de un hispano que quedó en coma tras sufrir un accidente de auto hace 3 años.

Desde entonces, él ha estado en cama en su casa, sin poder hablar ni valerse por sí mismo.

Su nombre es Braulio Hernández y el 17 de diciembre cumplirá 31 años.

Las esperanzas de Judtih nunca se han disipado, pese a los fatídicos pronósticos médicos.

Ella relata, con profundo dolor, que los doctores lo habían desahuciado, pero el tiempo le ha dado la razón: Braulio, no solo está vivo, sino que ha recuperado ciertas funciones.

"Mueve la cabeza, sus ojos, nos sigue con la mirada", relata esperanzada en que todos los esfuerzos que ella hace, junto a su esposo, para lograr la recuperación Braulio valgan la pena.

Es atendido por sus padres y su hermano menor, usa pañales y alimentado por una sonda que tiene conectada al estómago. No tiene Medicaid, a pesar de que tiene residencia permanente. Simplemente, no es elegible. 

"Lo han dejado desasistido. Yo quisiera que él tuviera un doctor que lo chequeara frecuentemente, pero ni siquiera ese derecho le han dado", exclamó Judith.

Desde que ocurrió este accidente, Braulio siempre ha necesitado de nosotros.

Él toma dos medicamentos: Levetiracetam, de 750 mg, para evitar convulsiones; y Baclofen, de 20 mg, para relajar los músculos. 

Judith y su esposo deben guardar $100 todos los meses para comprarlos. 

Un paquete de 10 pañales cuesta entre $15 y $19. 

Lo único que puede tomar es Ensure, a través de la sonda. Se toma 10 botellas diarias. El paquete de 20 lechitas tiene un costo de $32.

"Cuando no tenemos, andamos juntando. A veces, cuando no completamos, disminuimos la dosis de leche. Tenemos que darle 400 mililitros y tomamos la decisión de darle 300 mililitros cuando no alcanzamos a tener toda su leche", explicó Judith. 

Las personas interesadas en donar dinero a esta familia, puede hacerlo descargando en sus teléfonos celulares la aplicación Cash App, buscando el nombre $judith2327.

El cáncer tocó al bastión

El otro gran aliado de Braulio ha sido su padre, quien lo ha levantado, mantenido limpio sobre la cama y bien vestido desde que salió de la Unidad de Cuidados Intensivos.

Ahora, este bastión fue golpeado con un cáncer de colon. 

En octubre debió someterse a una operación y ahora está en tratamiento. Mientras se recupera, no tiene la fuerza de antes para apoyar a Judith y a Braulio. Sin embargo, se levanta todos los días con el fuerte deseo de ganarle la batalla a esta enfermedad para volver a dedicarse a su hijo.

El destino obligó al padre de Braulio a parar de trabajar. Este sustento ya no está.

En consecuencia, Judith prepara comida en su casa y vende platos a diario para hacerle frente a las deudas y mantener a la familia. 

Braulio tuvo tres hijos, de 12, 10, 7 años. Siempre están en casa. Le dan el afecto que se merece y están pasando necesidades.

Kermés en solidaridad
La Comunidad Unida Fe y Esperanza organizó una kermés en dos días diferentes para recaudar fondos para la familia Hernández-Soto.

Así lo dio a conocer René García Basilio, líder comunitario de esta coalición solidaria, quien en entrevista a La Conexión indicó que entregó el donativo el lunes pasado.

"Vendimos tamales, gorditas, quesadillas, menudo, pupusas, champurrados, sodas y aguas. Varias personas que participaron en la kermés donaron botellas de Ensure porque sabían que esta buena obra era para Braulio", explicó García antes de agradecer la solidaridad mostrada por quienes, a pesar del mal tiempo, acudieron a la kermés.

En pleno evento, René García estaba muy preocupado porque la gente había llegado, pero la fuerte brisa movía la carpa e impedía que se calentara el aceite.

"Se me apagaba el comal, pero a la gente se pone la mano en el corazón frente a las necesidades de Braulio; y esa energía nos permitió terminar la kermés con éxito", dijo.


22 Me alegra 27 Me gusta 12 Me enoja 14 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión