Fuente: Coreen Villalobos Mundo
11/18/2020

Raleigh, N.C., 17 de noviembre de 2020- El triunfo de Biden y el consecuente desmoronamiento de los planes de Trump de erradicar definitivamente el programa DACA, permiten que estos inmigrantes sigan soñando con su futuro en EEUU.

Los soñadores pueden dormir un poco mejor, al menos durante los próximos 4 años, pero no olvidan la batalla que deben seguir librando para lograr que las promesas del nuevo presidente de impulsar una reforma migratoria sean cumplidas.

El programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia o DACA (en inglés, Deferred Action for Childhood Arrivals) no será eliminado. Las solicitudes, que habían quedado suspendidas, se reanudarán.

DACA es una política migratoria del gobierno de Estados Unidos que tiene como finalidad beneficiar a ciertos inmigrantes indocumentados que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños y que cuentan con cierto nivel educativo.

La tarea de la administración Biden en el Senado para impulsar la reforma migratoria que todos los "soñadores" han planteado por años, no le resultará fácil, debido a que el Senado podría ser de mayoría republicana, quienes se han declarado no solo como partidistas, sino como antiinmigrantes.

Los ojos están puestos sobre Georgia, con las candidaturas de representantes al Senado hirviendo en el conteo, y en enero se conocerán los resultados finales de esta encarnizada batalla electoral.

Frente al actual panorama, Moisés Serrano, activista de Carolina del Norte, cree que hay muchas señales positivas para los beneficiarios del programa.

En primer lugar, aplaudió la aparición de muchas más organizaciones a nivel nacional que han estado peleando en contra la nueva suspensión de DACA, a propósito de que el Departamento de Seguridad Interna de los Estados Unidos no estaba tomando nuevas aplicaciones, contraviniendo un fallo de la Corte Suprema.

Como se recordará, luego de una larga batalla en los tribunales, el caso llegó a la Corte Suprema, donde los jueces determinaron que la Administración Trump no actuó conforme a derecho en septiembre de 2017 cuando puso fin al programa.

Un juez federal ordenó el pasado julio al Gobierno que reanude la recepción de solicitudes y la extensión de permisos del DACA. Sin embargo, el Gobierno de Trump había determinado no aceptar nuevas solicitudes de amparo y otorgar una extensión de solo un año a los que están acogidos al programa.

"Las suspensiones que hizo Chad Wolf, director del Departamento de Seguridad Interna (donde operan ICE y USCIS, organizaciones que dan DACA), fueron halladas como no autorizadas, lo cual es muy bueno", dijo.

En segundo término, Serrano recordó que "durante su campaña, Biden dijo que va a proteger a DACA. Es una buena señal porque durante los siguiente 4 años el programa DACA va a tomar más solicitudes".

"Me siento aliviado porque siempre hemos vivido con esta incertidumbre por no tener papeles por mucho tiempo. Ahora, al menos con la protección de DACA y la derrota de la administración de Trump podremos vivir con una vida estable durante los próximos 4 años", agregó este ejemplar soñador.

No obstante, para este líder comunitario los beneficios DACA y sus familiares no deben descansar hasta lograr una reforma migratoria.


Viento a favor
Un estudio publicado por la agencia internacional de noticias EFE advierte que la acción de Trump en torno a DACA ha tenido el potencial efecto de deshacer todo lo que estos jóvenes han logrado. 

"Un 57,5% aseguraron que tenían solo un año de permiso les hará más difícil mantener su trabajo y más de 40 % de los que aún estudian aseguraron también que hubiera sido más difícil continuar en la universidad", reza el informe.

Maite Arce, presidente y directora ejecutiva de la Fundación Acceso Hispano, indicó que durante la pandemia de COVID-19, una de las comunidades más vulnerables es la conformada por soñadores y jóvenes indocumentados, tienen recursos limitados. 

"Queremos mitigar eso proporcionando fondos de ayuda de emergencia. Cuando se estableció DACA, brindó a los dreamers la posibilidad de ir a la escuela, tener un trabajo, tener una licencia de conducir, etc. Ahora, muchos están en la escuela, tienen un título o están sirviendo en el ejército. Son parte de nuestra comunidad y contribuyen a la prosperidad de nuestro país", recordó esta líder nacional

A su juicio, durante los próximos 10 años, los soñadores contribuirán con un estimado de $ 433 mil millones al PIB, $ 60 mil millones en impacto fiscal y $ 12,3 mil millones en dólares de impuestos directamente al Seguro Social y Medicare, si se les permite continuar trabajando legalmente en los EE. UU. 


17 Me alegra 17 Me gusta 17 Me enoja 17 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión