Fuente: Coreen Villalobos Mundo
04/07/2021

Raleigh, N.C., 6 de abril de 2021- La directora ejecutiva del Ministerio Episcopal de Trabajadores del Campo, Lariza Garzón, aseguró que Carolina del Norte está más preparada que el año pasado para recibir a casi 12,000 jornaleros, con visa H2A.

"Lo que nos pasó cuando comenzó la pandemia, es que no podíamos sobreponernos a la incertidumbre, no estábamos preparados. Pero ahora sí sabemos qué hacer y se espera que el número de trabajadores del campo aumente este año, debido a la certeza que tenemos acerca de cómo actuar y proteger sus derechos", dijo a La Conexión USA.

La líder comunitaria se basó en los datos oficiales publicados por la Asociación de Rancheros, uno de los empleadores más grande del país, para hacer sus estimaciones en torno a la cantidad de jornaleros que trabajarán la tierra este año en el estado.

"Esta asociación tiene su sede principal en Carolina del Norte y en el año 2019, trajo 11,223 jornaleros al estado con visa H2A. Se estima que este número aumente este año", reveló. 

Ya comenzaron a migrar. En abril llegarán muchos más trabajadores de México y otros países de Centroamérica y el grupo más grande llegará durante las primeras semanas de mayo. 

"Es muy importante que nosotros sepamos que esos trabajadores están aquí, que forman parte de nuestra comunidad", señaló Lariza Garzón, con el ánimo de motivar a la colectividad a entender el carácter esencial de este trabajo para la economía del estado y la seguridad alimentaria de las familias.

El Ministerio Episcopal para los Trabajadores del Campo asiste a jornaleros que viven en Carolina del Norte durante todo el año, a los migrantes que vienen de otros países y también a empleados de las plantas procesadoras de carne, empacadoras e invernaderos.

"Atendemos a una población bastante grande de hispanos, proveyéndoles protección, información y, en estos tiempos, eventos de vacunación. Hemos visto un cambio en el comportamiento de esta comunidad en torno al COVID-19 y la vacuna. Es una población desmedidamente afectada por la pandemia, que ha perdido a familiares y siguen teniendo personas cercanas graves en los hospitales. Todos en esta comunidad conocen a alguien que ha sido tocado por el 

COVID-19. Con esta realidad trabajamos", explicó Garzón.

En medio de este panorama que resultó muy desolador y aún sigue afectado emocional, física y financieramente a las familias hispanas, el trabajo del campo continuará, pero esta vez el sistema está mejor preparado que el año pasado.

"Tenemos que hacer un esfuerzo muy grande y la mejor estrategia ha sido promover la suma de esfuerzos de las organizaciones de base, los diferentes departamentos del gobierno y líderes de servicios comunitarios para el campo", precisó.

De la totalidad de personas vacunadas en Carolina del Norte, solo 5,3% es hispano, de acuerdo a los datos estadísticos publicados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos (NCDHHS, por sus siglas en inglés) en su portal oficial.

Consciente de esta preocupante realidad, la directora ejecutiva del Ministerio Episcopal para los Trabajadores del Campo confesó que los líderes que visitan y asisten a familias hispanas de las zonas rurales aseguran que aún hay mucho escepticismo en torno a la efectividad de la vacuna, lo que constituye un factor de riesgo.

"Nosotros visitamos a vecinos, complejos habitacionales de casas móviles, tiendas de productos latinos, dando información acerca de la pandemia y sí nos damos cuenta de que mucha gente todavía tiene actitudes muy negativas, pero esperamos que con todo este trabajo que hacemos en conjunto con otras organizaciones, lleguemos a decir que los latinos tenemos números semejantes a los de otras comunidades", dijo.

Sugirió a los padres y madres de familia entender muy bien toda la información disponible en español para poder tomar las mejores decisiones, protegiendo la salud y la vida.

"Si tienen dudas, contacten a alguna organización, llamen a su doctor o al Departamento de Salud. Quienes quieran comunicarse con el Programa de Promotores del Ministerio, pueden llamar al 910-806-0302 o enviar un mensaje por el portal Facebook del Ministerio Episcopal para los Trabajadores del Campo".

La vacuna al campo

Lariza Garzón indicó que desde el 2020, año de gran aprendizaje, las organizaciones defensoras de los derechos de los trabajadores agrícolas han venido definiendo estrategias para seguir asistiendo a esta población en medio de la pandemia.
Este año, los planes están mejor definidos, especialmente los relacionados con la vacunación.

"Estamos conscientes de que nuestros jornaleros no tienen manera de llegar a los centros de vacunación. Por eso, vamos a llevarles la información a ellos, buscar maneras de trasladarlos a los sitios donde se está ofreciendo el servicio. Muchas organizaciones han discutido la estrategia de las clínicas móviles que lleguen a las viviendas de los jornaleros. Todo esfuerzo será necesario cuando de llevar la vacuna a los trabajadores del campo se trata. Por todo el trabajo que ellos hacen para nuestro bienestar, tenemos la obligación de asegurarnos que ellos estén seguros y saludables ", precisó.


26 Me alegra 24 Me gusta 24 Me enoja 25 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión